Taller de canto colectivo con Maite Rodríguez

Taller de canto colectivo con Maite Rodríguez

Cantar la voz

Dirigido a mayores de 16 años que quieran explorar su voz y tener un espacio semanal expresivo y de encuentro con otres a través del canto colectivo. No es imprescindible tener experiencia musical previa.

Contenido

DE LA MATERIA A LO SUTIL:
Trabajaremos desde la realidad más física y técnica de la voz, profundizando en la técnica vocal, en un estudio anatómico, teórico-práctico, a través de calentamientos, vocalizos, ejercicios de respiración, de resonancia, de expansión de registro, así como ejercicios que vinculan la voz con el cuerpo y el movimiento. Al mismo tiempo tendremos un enfoque sensible sobre la interpretación para encontrar nuestra propia voz a la hora de interpretar, vinculando el canto con nuestras emociones, nuestros sentidos y las posibilidades expresivas del instrumento.

DE LO INDIVIDUAL A LO COLECTIVO
En cada taller estaremos explorando desde la vivencia individual, desde la búsqueda y la construcción del sonido propio, y luego llevándolo al canto colectivo, aprendiendo a entrelazar mi voz en armonía con otros, alternando momentos de canto individual con canto polifónico.

DE LA FORMA DADA A LA CREACIÓN
Trabajaremos a partir de cantos y canciones de distintas tradiciones del mundo estudiando su forma, estilo. Veremos cómo construir y entender las armonizaciones de voces así como acompañamientos rítmicos, y también exploraremos la improvisación vocal colectiva, lo que no está pautado y da libertad de exploración, de juego y de búsqueda.

Docente: Maite Rodríguez
Día y horario: Martes de 19 a 20.30 h  / De marzo a junio (cuatrimestral)

Devoluciones de integrantes del taller 

«Armonioso, pacífico, libre, divertido, me encanta venir porque en cada taller dejo ir un pedacito de vergüenza»

«Espacio de exploración, lugar donde siempre ocurre algo diferente»


«Liberador, desafiante, terapéutico, creativo»


«Un espacio de juego, una pausa para los pensamientos y el mundo racional, un lugar para dejar salir otros sentires»

“Es un espacio para relajarse y aprender desde cómo vocalizar hasta cómo movernos, un espacio para compartir en un lugar donde te sentís libre”

“La sorpresa que me llevé fue grande, no pensé nunca que fuera a ser tan linda la experiencia… siempre me parece que falta mucho para que se termine, cuando ya es la hora de irnos”

“Distendido pero exigente”

“Espacio de disfrute, de tener un tiempo personal gratificante”

Publicado el